Museo Puig des Molins

El arrabal andalusí

Durante el periodo medieval islámico (s X-XIII d.C.), el espacio físico de la necrópolis del Puig des Molins se empleó para nuevos usos, uno de los mejor documentados es la presencia de hábitat andalusí en los alrededores del yacimiento.

Jarra islámica.

Jarra islámica.

Desde los primeros momentos de las intervenciones arqueológicas en la necrópolis ya se puso de manifiesto la presencia de materiales andalusís en el interior de los hipogeos que, se atribuyó a la búsqueda de materiales valiosos dentro de las tumbas. Además algunos hipogeos también fueron usados como vertederos.

Sin embargo, en las excavaciones de 1982-83 en el sector noreste se descubrieron restos constructivos de este periodo, que fueron identificados como parte de un almacén, de una noria y de una casa, llegando a ser considerados como parte de un establecimiento rural. Elementos constructivos similares se han ido poniendo al descubierto al levantarse diferentes edificios de las cercanías; una construcción rectangular en la calle de Joan Planells con la vía Romana, otro pozo de noria en la calle de León y otro más en la avenida de España. Pero, las últimas excavaciones en el barrio de sa Capelleta, han sacado a la luz los restos de una calle de época andalusí, con casas a ambos lados, que permite plantear la existencia de un arrabal extramuros de madina Yabisâ, que ya aparece mencionado en el Liber Maiolichinus de Gestas Pisanorum Illustribus, que cuenta la cruzada pisanocatalana contra las islas del año 1115.

Restos encontrados durante la campaña de 1982/83 en las instalaciones de la necrópolis.

Restos encontrados durante la campaña de 1982/83 en las instalaciones de la necrópolis.

Además, las excavaciones llevadas a cabo en el sector noroeste de la necrópolis han ido exhumando, un gran número de enterramientos islámicos. Por eso, si en principio se pensaba que se trataba del cementerio perteneciente al establecimiento rural del sector noreste, ahora gana peso la hipótesis de que puede tratarse de uno de los cementerios urbanos existentes extramuros de la medina, como el excavado en el Soto.

Cómo es usual en el ritual fúnebre islámico, los cadáveres se encontraban dentro de una fosa simple excavada en la tierra, alineados en hileras y con los esqueletos acostados sobre su lado derecho. La orientación de las tumbas es noreste/sudoeste y con el rostro en dirección a la Meca. Ninguno de los enterramientos, como es habitual, presenta elementos de adorno o de ajuar, lo que dificulta su datación.

Imagen de la lápida funeraria de época almorávide.

Imagen de la lápida funeraria de época almorávide.

La existencia de una lápida funeraria del periodo almorávide, encontrada en la necrópolis a principios del siglo XX sin que se conozcan las circunstancias exactas del hallazgo, plantea la posibilidad de que pudiera estar relacionada con estas sepulturas, lo cual permitiría situar la cronología de al menos de una parte de ellas, dentro del periodo de entre 1115 y 1188. Pero parece razonable creer que el periodo de uso de este cementerio coincida con el de los restos constructivos del sector noreste y que vaya desde final de época califal, o inicio del periodo de las taifas, hasta la conquista catalana de 1235.

Noticias y actividades

Próximos eventos


Más MAEF

El programa didáctico del MAEF tiene como objetivo fundamental dar a conocer el pasado de las islas de Ibiza y Formentera para entender el presente y asegurar así su futuro.

Más info >

El Laboratorio de Conservación y Restauración del MAEF realiza labores de soporte a las actividades y funciones del museo, tanto en su labor restauradora como en su vertiente...

Más info >

La Asociación de Amigos del Museo Arqueológico de Ibiza y Formentera tiene entre sus objetivos apoyar la gestión y labor del Museo, en todas las funciones que este tiene encomendadas...

Más info >

© Museu Arqueològic d'Eivissa i Formentera - Museo Arqueológico de Ibiza y Formentera - Archaeological Museum of Ibiza and Formentera 2018