Desenterrant el silenci. Antoni Benaiges, el mestre que va prometre el mar

A finales de julio de 1936, justo a principio de la Guerra civil, desapareció el maestro catalán Antoni Benaiges. Hacía dos años que había llegado al pueblo burgalés de Bañuelos de Bureba dispuesto a aplicar, en su pequeña escuela rural, la técnica Freinet, una innovadora metodología pedagógica basada en la participación de los alumnos y el uso de  la imprenta.

Durante más de 75 años, el trabajo y la personalidad del maestro permaneció en la intimidad del recuerdo de sus antiguos alumnos y de sus compañeros de profesión, mientras su familia conservaba vivo el deseo de conocer la verdad sobre su paradero.

En agosto de 2010, con motivo de la exhumación de una fosa común en el paraje de La Pedraja (Burgos), un testimonio hará emerger a pie  de fosa la figura del maestro asesinado y enterrado allí en julio de 1936.

Ésta es la historia de una promesa no cumplida, la que hizo aquel maestro a sus alumnos.

Uno de los temas tratados por Benaiges en el aula y que quedó inmortalizado entre los cuadernos impresos por los niños fue el mar, un mar que los alumnos burgaleses no habían visto nunca. La promesa la hizo un día de invierno de 1936. Les prometió el mar.

La exhumación, documentada fotográficamente por Sergi Bernal, rescatará del olvido aquella historia, entrevistando y fotografiando a familiares y ex-alumnos, incluso todo aquello que aún queda de la vieja escuela de Bañuelos de Bureba y de los textos y redacciones que sus alumnos van a editar hace setenta y cinco años.

En agosto de 2010, el fotógrafo Sergi Bernal pudo documentar gráficamente la apertura de una fosa común en las montañas de Pedraja, cerca de Bañuelos de Bureba. Ya de vuelta en Barcelona, recibió una llamada en la que se le informó sobre la posibilidad de que, entre el centenar de cuerpos recuperados, hubiera el de un maestro catalán que había trabajado en Buñuelos a mediados de la década de 1930. Atraído por aquella historia, el fotógrafo volvió al pueblo y habló con vecinos que lo habían llegado a conocer. También estableció contacto con la familia Benaiges y con estudiosos y profesores de la técnica Freinet, además de recorrer archivos oficiales y bibliotecas para localizar toda la documentación necesaria para desenterrar la memoria de aquel maestro.

Todo este trabajo se ha materializado en un documental (El retratista), y un libro y una exposición bajo el título “Desenterrando el silencio. Antoni Benaiges, el maestro que prometió el mar”. Aparte de todo el relato fotográfico de la excavación de la fosa común de Pedraja, con los familiares y alumnos de la escuela como protagonistas, en la exposición se pueden ver también fragmentos de los cuadernos que el maestro Benaiges y sus alumnos imprimieron aquel curso escolar, justo antes del estallido de la Guerra Civil española. La muestra es también, sin duda, una oportunidad para conocer en imágenes los trabajos de exhumación de una fosa común, como tantas otras en las que se está trabajando en todo el estado español.

La exposición se podrá visitar en la sala de exposiciones temporales del Museu Monográfic del Puig des Molins hasta el próximo sábado 5 de enero.

  • 23/10/6800